Al Hilal 3 - Al Nassr 0:resumen, goles y resultado del partido de la Saudi Pro League





Un derbi es mucho más que un partido con tres puntos en juego. En el de Riad se palpaba la tensión antes de que los jugadores saltaran al césped del estadio Rey Fahd. Las bengalas eran un presentimiento de la calidez que se iba a respirar durante los 100 minutos que duró el encuentro. Mitrovic se comió a Cristiano con dos goles dando un puñetazo doble directo a la mandíbula del portugués: la distancia entre Al Hilal y Al Nassr se va a siete puntos y el serbio se queda a dos goles del portugués en la pugna por el pichichi. Milinkovic-Savic empezó a inclinar la balanza con un cabezazo a la hora de juego. Cristiano acabó desquiciado con el colombiano Wilmar Roldán por sus decisiones arbitrales y sus gestos de pagos al colegiado darán la vuelta al mundo.

El derbi comenzó como una batalla táctica entre Jorge Jesús y Luis Castro. Al Hilal, que se mantiene invicto tras 15 jornadas, impuso la filosofía de Sun Tzu en ‘El arte de la guerra’ con el “no hay mejor defensa que un buen ataque”. Mitrovic daba los primeros pasos de baile en la que acabaría siendo su gran noche. El serbio sentía que era un día especial y rozó el gol a los pocos segundos de la primera parte con un tiro pegado al palo al que siguieron dos ocasiones de Al Dawsari. Las ocasiones vestían de azul y la posesión era amarilla con un 64% y 237 pases por el 36% y las 133 asociaciones de los locales en los primeros 45 minutos. Cristiano pasó de puntillas en este tiempo por el ataque de Al Nassr. Los de Riad, este viernes de visitantes, crearon peligro con un sombrero de Talisca que se fue alto y desde el costado izquierdo con la dupla Telles-Mané. El primero se fue lesionado y al segundo le llegaron balones largos con los que buscar el área. Toda la artillería quedó para la segunda parte.

El descanso de los 22 guerreros dio paso a una segunda parte en la que hubo de todo: goles, polémica, gestos al árbitro y hasta una roja directa. Al Nassr cambió la estéril posesión por ocasiones hasta que en el minuto 52 llegó el pisotón involuntario de Milinkovic-Savic sobre Talisca. El punto de inflexión que cambió todo. Cristiano, desesperado por la pérdida de tiempo, empezó a hacer gestos de soborno al árbitro. Era el inicio de una chispa que acabaría en hoguera.

Los avisos de Al Dawsari se convirtieron en gol cuando Abdulhamid centró a Milinkovic-Savic. El centrocampista mandó la pelota pegada al palo sin reacción de Nawaf y acabó besando la red en el 64′. Los amarillos trataron de levantarse de la lona, pero el fuera de juego semiautomático se cruzó en su camino. El sino del encuentro pudo haber sido bien distinto si Cristiano hubiera estado unos milímetros atrás. El cinco veces Balón de Oro golpeó durísimo el balón tras el centro de Mané. Cuando se fue a celebrarlo se encontró con el banderín arriba. Una alegría frenada y una chispa de cabreo que subía un punto más. Mientras en la banda, Luis Castro mostraba su indignación enseñando la jugada al cuarto árbitro con el móvil.

Los gestos de Cristiano al árbitro con los que insinuaba que lo habían comprado volvieron en el 80′. El final de partido fue una pesadilla para el de Madeira y un sueño para Mitrovic. El serbio cabeceó a la red el córner sacado por Salem Al Dawsari en el 89′. El enfado de Cristiano aumentaba al pedir que anularan el gol por falta del delantero de Al Hilal sobre él antes de rematar. Con Al Nassr hecho escombro, Mitrovic firmó su doblete. El delantero recibió un pase de Milinkovic-Savic y dejó retratado a Laporte antes de hacer el tercero en el 92′. Los 10 minutos de descuento dieron tiempo para un gol anulado a Marran por un fuera de juego previo de Cristiano y la roja directa a Al Bulayhi. El encuentro acabó con el capitán de Al Nassr diciéndole al árbitro que fuera al VAR. Bocado de Al Hilal a la Saudi Pro League con siete puntos de ventaja ante Al Nassr.